dimecres, 16 de març de 2011

Acolorim el dia

Xe mira això, si té color!

En este dia ennuvolat, podria parlar de moltes coses. Podria parlar de la mort recent de l’escriptora valenciana Maria Beneyto, de la seua novel•la La dona forta, que vaig descobrir gràcies a l’assagista Josep Iborra ―també recentment traspassat― i la seua Trinxera literària, un recull d’articles que m’obriren les portes a la literatura valenciana del segle XX. Podria parlar de les sensacions arran de la tragèdia que estan patint els japonesos, o també de la vida desgraciada de l’home que pidola en la porta del supermercat i que em crida paraules inintel•ligibles.

Però mireu, he decidit que, almenys en el blog, acoloriré una miqueta el dia recordant un bon àpat i una cançó que sempre suscita en mi una alegria immediata. Espere que acolorisca també un poc el vostre.



No puedo concebir que tú seas tan idiota
El triunfo del poder siempre es una derrota
Y te has quedao colgao y la verdad es otra
El mundo es de papel y con papel se compra.
Si no me gusta así, tiro de la cadena
No sufro por llegar, sé que nadie me espera
Y tantos homenajes por personajes muertos
Primero el puñetazo, luego el monumento.

Perdido entre dos mares, sin viento, sin bandera
No quiero escaparates, quiero la vida entera
Soy un bufón errante, buscando una princesa.

A veces he pensao pero me da agujetas
Cuidao, que mi guitarra es una metralleta
¡Maldito desgraciao, tu voz no es la de todos!
Ponte el traje de luces que te coge el toro.

Perdido entre dos mares, sin viento, sin bandera...

No necesito llaves para cruzar las puertas
Me quedaré en el aire para no pisar la mierda
Soy un bufón errante buscando una princesa
Si esta noche te apetece... ¡deja la ventana abierta!